¿Cómo puedo crear un presupuesto personal en Estados Unidos?

¿Quieres saber cómo crear un presupuesto personal en Estados Unidos? Ten en cuenta que se trata de calcular una cantidad necesaria para la consecución de algunas acciones, metas y objetivos personales. 

Pues todos trabajamos para lograr nuestros objetivos y la realidad es que en gran parte nuestros gastos se llevan también parte de nuestro dinero. De tal manera, que si aprendemos a administrarlos podremos alcanzar mucho de lo que nos proponemos.

Estos son los pasos para crear un presupuesto personal en Estados Unidos

La creación de un presupuesto nos permitirá limitarnos al gasto no previsto en toda ocasión cuando llevemos a cabo nuestra planificación monetaria. Se trata de una estrategia más para mejorar nuestras finanzas personales.

Anteriormente, hablamos sobre cómo manejar las finanzas personales de manera efectiva. Pero en esta ocasión te ayudaremos a elaborar tus propios presupuestos personales para que lleves el control de tu dinero e inversiones futuras.

¿Cómo puedo realizar un presupuesto personal? Continúa la lectura y aprenderás como hacerlo. Estos son los pasos para crear un presupuesto personal en Estados Unidos.

1. Determina la vigencia

El primer paso para construir un presupuesto personal es establecer si deseas efectuar su cálculo semanal, quincenal o mensualmente. Por lo general, una manera de establecer la vigencia del presupuesto es identificando cada de vez que te paguen tu sueldo. 

La vigencia del presupuesto es importante, ya que se trata del tiempo válido para ejecutar las metas trazadas. De esta manera es posible proyectar tus planes en un lapso en vigencia.

2. Suma todos tus ingresos

Toda entrada de dinero es un ingreso, por lo que trabajando con base en el salario neto vas a tener un monto con el cual iniciar el presupuesto. Además, puedes incluir otros ingresos por otras actividades.

Como, por ejemplo, en el caso de que desarrolles una actividad adicional a la par de tu trabajo, como el caso de las personas que se benefician de las ventas u otras actividades. Anota toda la entrada de dinero que tengas durante el mes.

3. Suma todos tus gastos 

Teniendo entonces lo que se recibe, el paso posterior, es determinar a donde va. Por lo que se hace necesario preparar una lista de los gastos fijos. No dejes de pasar ninguno. 

Los gastos fijos son aquellos que no varían, es decir, los que se pagan todos los meses, tales como: las facturas mensuales como, por ejemplo: las facturas de alquiler, servicios públicos, hipoteca y pagos de automóvil, entre otros.

De igual manera, anota tus gastos variables, que son los que pueden variar de un mes a otro, como las facturas de compra de gasolina, el entretenimiento y las de compra en el supermercado, entre otras. 

4. Con los ingresos y gastos totalizados resta tus gastos de tus ingresos

Una vez teniendo la suma de ingresos y la suma de gastos por separados, procede a restar tus gastos de tus ingresos.

Con este procedimiento verás más claro el monto neto que te queda para saber cuanta capacidad tienes de realizar tus nuevas metas. Si deseas adquirir un carro, una vivienda, o simplemente comenzar a ahorrar, entre muchas otras cosas.

5. Ahora se sacan conclusiones y se toman decisiones

Con toda la información que has estado monitoreando, prepara un listado de sus metas financieras a corto y a largo plazo. Las metas a corto plazo deberían lograrse de 1 a 3 años. Por ejemplo, la creación de un fondo de emergencia, o hasta inclusive el pago de una tarjeta de crédito.

En cuanto a las metas de largo plazo, una de estas puede ser: el ahorro para la jubilación o la adquisición de una vivienda o la educación para su hijo. Es importante recordar que las metas no son definitivas, pero forman parte de la motivación para no salirnos del presupuesto.

6. Reajuste su presupuesto

Un presupuesto nunca debe ser estancado. El presupuesto varía y se ajusta con los cambios en sus ingresos y a medida que los gastos se van dando. Esto significa que debe de realizar ajustes a su presupuesto con frecuencia para asegurarse de mantener la estabilidad. 

Crear un presupuesto personal en Estados Unidos es muy fácil y es un instrumento que nos permite medir y proyectar nuestro dinero en cosas que realmente queremos en un futuro. Construye tu presupuesto para que sepas donde va tu dinero y en qué cosas te gustaría emplearlo.

Deja un comentario